sábado, 20 de noviembre de 2010

Reading


En eso estoy.
Sin orden ni concierto. Sin ton ni son.
Pero letra a letra, renglón a renglón.

Varada en inimaginables mundos, al amparo de lunas nuevas y de piratas con pajarraco al hombro.
A la cándida luz de unas velas, recorriendo anaqueles repletos de libros y buscando la eternidad de unas palabras, la veracidad de unos sentimientos.
A ras de celulosa, dejando al descubierto viejas tarlatanas.

Lo quiero todo hecho.
Lo necesito.
Que me lo cuenten, que me lo traigan ante los ojos, para entretener el amasijo inerte de horas en las que transcurre mi asueto…




Reading.
I will come back.

6 comentarios:

Tara dijo...

No me sale inventar.

Lo que antes oía alto y claro, apagando el ruido circundante en apenas un átomo de inspiración, parece mudo y ausente en el frío e impersonal ahora...

German Buch dijo...

Volver a la lectura. Encerrada en esa, tu conocida biblioteca, buscas el acierto en el desconcierto del día. No hay guión aprendido, todo es nuevo y, a la vez, como las horas del día, monótono el tic tac de ese reloj sobre la blanca pared.
Sobre la ménsula de tu azotea, resbala la gotera que ilumina tu lectura, aquella que no inventa; aquella lectura que, letra a letra llegó a reconocer al pirata honrado, que más da si el garfio de su mano derecha hace juego con su pierna izquierda soldada en para de palo.
Hilo sus dos hojas, ayudada por la malvácea del tiempo, calidas y añoradas para cubrirme de este frío com aullido en la tarde.
Sí; vuelvo a la lectura para contarte, para advertir a tus ojos que, descubierto el amasijo en pocas horas, que volvimos a campeonar.
Deseo.

German Buch dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
German Buch dijo...

P/D.- Llegó el diluvio sobresaliente en ocho. Ahora, a esperar ese miércoles para cenizar el pase a otro cielo. Luego, el lunes aseando ese blancor ensuciado sobre el campo y esperar. Esperar el teatro de siempre, donde caen los de negro bajo el manto verde de ensueño. Que si aspavientos; que si bordes de áreas y más aspas al viento y, al final, encontrarse con esa suerte que lastran ya cinco años.
Grana sobre blanco; gana el diluvio bajo el azul grana del tiempo.

UnMontondeCosasConMuchisimoSEntiDoOo... dijo...

soy la 5ta gota de lluvia .. (=... Interesante.

Ramón Arbe dijo...

Cuanto tiempo esperando,
a tener tiempo de decirte,
que sigas leyendo.

Que la inspiración consiga que no te muevas,
que te pueda ver siempre así.

Entre lunas imposibles, entre piratas,
todos con catalejo, inclinando la borda por mirarte,
con pergaminos asomando del cofre del tesoro,
a la luz de tres velas...

Sintiéndote una sirena entre algodones,
sin medida del tiempo, protegida por un paraguas.

Me quedaría aquí mirando toda la vida,
me gustaría ser, esa piedra con forma de caracola,
ese pelo que acaricia tu luna,
ser una escama de tu cola de pez,
tu libro,
tu mirada...
tu lectura.

Que envidia me da la arena, las nubes,
que envidia me da el mar que te tiene,
cuando no estas leyendo.

I´m sure, you´ll come back.