sábado, 12 de febrero de 2011

Fotopoemario




Ulleres
Te les dic i no m’entens.
Te les ensenyo i no les trobes.









Cosmos
Dicen que se desconoce el papel que juegan
los campos magnéticos en la formación de
estrellas y que tampoco conocemos bastante las
características del polvo y el gas interestelares de
los cuales nace la nueva generación de estrellas.






Equilibri

Al capdamunt d’un brollador poso una O,
que resta suspesa tot girant damunt
ella mateixa.







Joan Brossa, Chema Madoz. Fotopoemario. 2a ed. Madrid: La Fábrica Editorial, 2008. 89 pág.

9 comentarios:

Tara dijo...

hace unos días Madoz colocó la foto de las gafas en su blog y recordé este libro

poesía visual en estado puro!!

Igor dijo...

No está mal el Brossa, un xic sobrevalorat penso jo, pero la entrada, con las fotos y los textos es como un pequeño pastel delicioso... De esos que pides dos o más.
Saludos.

Igor dijo...

Ay, de la estrellas, poco sabemos. Ciegos somos, quizás con esas gafas tan bonitas y negras...
Saludos.

German Buch dijo...

"Un dia va ser obligatori el carnet d'identitat. Em va semblar que no tenia més remei que fer-me'l. Anar a comissaria ja era prou per a mi i, per això, no vaig capficar-me a omplir el formulari. Li vaig demanar al funcionari que ho fes. I es va encetar aquest diàleg, després de preguntar-me allò del nom i cognoms i lloc de naixement:
- Profesión.
- Poeta.
- ¿Paleta?
- Hombre, no, paleta, no.
- Da igual, no se preocupe; pondremos: jornalero.
I jo el vaig deixar fer, és clar que sí."

Y es que el poeta Brossa, el gran Joan Brossa, componía sus poemas visuales como a nadie vi ni veo en la actualidad. Su visión era musical, poemas musicados. Al parecer, el nacer en la calle Wagner, uno de sus preferidos compositores, aprendió el lenguaje de la calle más que el enseñamiento escolar, lo que plasmó en sus poemas. Joan Brossa, un genio.

Uno más uno igual a ocho menos dos, quizás cinco. Nada malo.

Tesa dijo...

Sin llegar al final del post, ya sabía de quien era las fotos, y es que Madoz, es ya muy previsible.

Visualmente preciosas sus composiciones. Ha creado un universo propio que inventa, construye y despuès fotografía en su taller.

La primera vez que vi una exposiciòn suya me cautivó, la segunda... no sé, le falta sorpresa, intriga y emoción...

De Brossa me gusta su sentido del humor, sobre todo.

Un beso, Tara.

Jordi Cruasan dijo...

Lo de las gafas es taaaaan cierto! Pues anda que no habré entrado cienes y cienes de veces en el bucle de: buscar las gafas pero no las ves porque las necesitas para ver

Tara dijo...

hola Geoooooooooooooooooorge!!!!!
cómo se te echa de menos por estos andurriales!!!

verdial dijo...

Debe ser estupendo, un placer tenerlo delante.

Besos

Ramón Arbe dijo...

Te voy a ser sincero Tara,
no se mucho sobre fotopoemas,
he intentado hacer alguno,
pero es muy difícil encontrar equilibrio,
entre la imagen y las letras,
hay que ser muy valiente.

No tengo mucho aprecio a las gafas,
me veo obligado a utilizarlas,
cuando leo y cuando escribo,
nunca dudo sobre si las llevo puestas.

No me gusta, ver a la Luna,
convertida en un reloj,
por ningún motivo.

Pero en esas perlas del cosmos,
veo a la luna sin gafas.

Esas perlas preciosas se mueven,
Danzan con las letras.

Me veo..Dentro de una de las minúsculas partículas,
que componen las gotas de agua que las rodean,
en un espacio más que milimétrico,
escribiendo.

Escribiendo que las gotas van a caer,
sin duda van a caer, desparramadas,
conmigo dentro, en algún momento.

Escribiendo, que su brillo y su belleza,
me invitaran a volverlas a ver, de noche,
cuando mire al cielo, al lado de la Osa Menor,
o cerca de Marte… En la marea de la Luna.

De este Cosmos solo espero,
que Dios no sea una aguja,
deseo, como siempre, que no exista.

Como te he dicho al principio,
no se mucho sobre fotopoemas,
siempre se me desparraman las letras.

Te voy a ser sincero Tara,
este fotopoema es precioso,
pero me gustan más los tuyos,
sobre todo el de a Atalaya.