jueves, 11 de septiembre de 2008

Carta para X

Hace mucho tiempo que no hablo contigo pero debo contarte una cosa. Y aunque lo nuestro quedó claro el último día que nos vimos, la necesidad de explicarte lo que sigue supera cualquier acuerdo tácito de silencio entre nosotros. Además, creo, y seguro que estarás de acuerdo, que con ésto todo queda zanjado de una vez por todas.
Lo que tengo que decirte se resume en dos palabras... Manolo García.

Pasados los años, los recuerdos vividos intensamente persisten en la memoria y, con un simple fraseo, afloran a borbotones, uno detrás de otro, haciéndose la competencia entre ellos para ver quál será el detonante de una sonrisa o, incluso, de una lágrima.
Y el pasado viernes, al saltar de mi boca de nuevo las letras de Arena en los bolsillos, mis borbotones consiguieron nublarme la vista al recordar los momentos sin tí. Porque ese disco está asociado a tu ausencia.

Porque cuando más te alejas
más triste me siento.



Un día te montaste en un avión rumbo a Estados Unidos, en principio de vacaciones, a visitar a un amigo, pero con la esperanza de, si tenías suerte, quedarte una larga temporada. Aún me acuerdo de las plumas de indio que te regalé y de la sonora carcajada que me regalaste por tamaña ocurrencia. "Como no sabes inglés, para que al menos te defiendas como un comanche, jau!!!", te dije.
Un beso y adiós.
A partir de aquel día me acostumbré a escuchar el disco de Manolo a diario, a cantar sus canciones mientras conducía camino del trabajo. Cada palabra, cada quiebro en la voz, cada silencio, se consagraban a tu persona como una plegaria pagana que persiguiera tu vuelta.

Si ahora pudiese estar mirando tus ojos
iba a estar escribiendo aquí esta canción.

El cassette del Punto echaba chispas pero resistía estoicamente tanto mis berridos como lo repetitivo de la música.
[¡Aaaay, el Punto!... si hubiera imaginado su triste final yo creo que hubiera sido más gamberro... practicó poco el carpe diem]
En fin, que una forma de no echarte mucho de menos era destrozar el lp y dedicarme a trabajos manuales (X, tu ya sabes que me refiero a lo de pintar macetas).



Un 21 de diciembre me dijiste: "Mañana estoy ahí", y el corazón, de vivir en el 13 rue del Percebe, empezó a dar volteretas de alegría, por aquello de verlas venir en movimiento; y antes de salirse del pecho, pergeñó la manera de salir a la superficie en forma de besos para celebrar tu regreso.
Tú, de todo esto, no tenías ni idea. Aquella navidad hablamos poco, entretenidos como estábamos en otros menesteres más provechosos. Pero MG nos siguió arropando y quedó pendiente asistir juntos a uno de sus conciertos.
Al final he ido yo sola a verle; quiero decir sin tí, porque el otro día me acompañaron dos mujeres extraordinarias que convirtieron el evento en algo mucho más emocionante.

Y al enfrentarme de nuevo a las canciones, a la despedida en el aeropuerto, al Punto surcando la autopista, al sol del mediodía que me llevaba contigo por tierras de Alaska, al concierto de Prince previo a tu llegada, al día de navidad del 98... al recobrar todo eso, lloré por el tiempo vivido y por cerrar una historia que casi había olvidado pero que seguía latente en los dobleces de mi alma.

Ahora sí te puedo decir adiós, ahora sí es para siempre.


9 comentarios:

karmeta dijo...

Maravilloso e inolvidable el concierto de M.G. No tengo palabras.

Sus letras me hacen viajar a los paisajes escondidos de mi mundo interior.

"Buscar una isla de orilla esmeralda y adormecerse. Desnudo cuerpo, serena mente. Buscar una isla de orilla esmeralda.
Quien pudiera, quien supiera besar el desaliento. Despedirlo con gesto de homérico viajero, buscar declives y curvas y sembrarlas de pálidos reflejos".

(Manolo García: "Sobre tus pasos"-Para que no se duerman mis sentidos.)

doc.jkl dijo...

Así es la vida nada es eterno...
Me gusto tu descripción de sentimientos rebozados de añoranza de un pasado que fue y parece que hoy los miras en la lejanía, el secreto esta en no quedarse en el pasado y pensar que:"nunca el tiempo es perdido es sólo un recodo más en nuestra ilusión ávida de olvido"

Me gusto tu escribir y recuerda "nunca el tiempo es perdido"
Con permiso "umbesikopati"

doc.jkl

Tara dijo...

Gracias Karmeta... tú eras una de las "extraordinarias" que compartieron conmigo el concierto de MG. Cada una con su mundo interior pero con sentimientos muy parejos en cada nota, en cada palabra cantada.
Y gracias también a ti, amigo Dock: tienes mucha razón, "nunca el tiempo es perdido", los recodos del camino se van sucediendo y de todos se aprende un poquito.
Por cierto, permiso concedido: "umbesikopatitamien".

doc.jkl dijo...

Por cierto… magnifico cambio…
de un F.punto a un M.tres
y espero que llenes el M.tres
de buena música y gloriosos recuerdos

doc.jkl

Tara dijo...

En ello estoy Dock, en llenar el M.3 de buenas cosas.
Hay momentos de la vida que también transcurren en el coche y lo mejor es tenerlo de aliado. He tenido suerte y este M.3 es un buen amigo.
Espero que dure!!

Pipero dijo...

Bonito post, me gusta por el sentimiento que rebosa, con la añoranza, pero sin embargo sin melancolía. "Nunca el tiempo es perdido" pero sin embargo, sí es pasado, y el presente está cargado de buenos presagios, que sólo el futuro confirmará.
Todos tenemos nuestros "X" y a todos nos toca tomar esas "X" como algo bonito, algo entrañable, algo que nos ha enseñado a sentir pero algo que, a fin de cuentas, es pasado.

Tara dijo...

Gracias por tus palabras, Pipero, siempre tan sentido y tan cercano.
Es cierto, todos tenemos "X" en nuestro camino; y, de vez en cuando, es bueno recordarlos aunque sea involuntariamente porque eso nos hace darnos cuenta, en la mayoría de casos, que hemos sobrevivido y que estamos estupendos, a pesar de los pesares.

Un saludo, y agradecida de reencontrarte!!

Jazziturno dijo...

¡Muchas gracias! En mi 'azotea' :P también hay sitio para ti. Me encanta tu descripción en los Datos Personales.

Me alegro de que te gusten las canciones que puse :)

Tienes entradas muy agradables de leer. También seguiré pasando por aquí (con mi cubito para las goteras).

"Tanto tiempo caminando para acabar dándome cuenta de que no tengo pies." (Manolo García)

Tara dijo...

Pasa, pasa, Jazziturno!!
Más vale prevenir que curar, y haces muy bien en traerte el cubito correspondiente... vigila también con la humedad, traicionera casi más que el agua.

Y gracias por tu cita de MG: paso a paso, en este caminar compartido.