lunes, 22 de septiembre de 2008

I love London!

Hoy hace un año exacto de nuestro fin de semana en Londres. Y por eso este homenaje, en forma de post, para rememorar aquellos tres maravillosos días.

M, K y T (una servidora) se apostaron la manera de meterse en un avión para llegar a Britania, no sin antes resolver el enigma de la "caca voladora", es decir: ¿dónde van a parar los desechos de un wc aéreo?




Meternos en un restaurante italiano, con más pinta de puticlub que otra cosa, y comernos el mejor tiramisú de nuestra vida, por la zona de London Bridge.
O ver por la calle una limusina rosa, ideal para Valmiki (personaje rolero de M).
Y, si me apuras, tomar un tentempie bien calentito en el self service subterráneo de una iglesia evangelista, en la plaza de Westminster.





Perseguir ardillas por Hyde Park.
Hacerse fotos con un soldado de caballería apostado en una garita, con más ganas de liarse a ballonetazos contra los turistas que Rambo en la selva birmana.
O hincharse de orgullo patrio al oir el pasodoble ¡Qué viva España! en el cambio de guardia de Buckingham Palace...




Todo esto y mucho más nos acaeció en apenas 72 horas. Un subidón de adrenalina brutal que permitió resistir los ataques de gas mostaza que M lanzaba inocentemente mientras dormía.
Para redondear la faena, y a pesar del retraso en nuestro vuelo de regreso y a las carreras por los pasillos del aeropuerto (gajes del oficio de pasajero del low cost), Barcinona nos recibió el 24 por la noche con fuegos artificiales. ¿Qué más se podía pedir?



Dedicated to M and K, with love.

9 comentarios:

Jazziturno dijo...

¡Oh sí! Me encanta Libertango (Astor Piazzolla)

Simpatiquísima la fotografía de la ardilla :P Aquí persiguen a las palomas... allí a las ardillas, ¡eso es así! jajajaja.

Un saludo :)

MF dijo...

Gracias amor, yo tambien me acuerdo y espero con impaciencia el proximo viaje. ¡Que peligro tenemos juntas las moennas!
Besotes

K dijo...

Cómo no recordar aquel viaje tan divertido y especial. Sobre todo me viene a la memoria aquel paseo de noche a orillas del Támesis.

Besos para mis inolvidables compañeras de viaje.

Tara dijo...

K, M,... ¿Qué deciros que no haya dicho ya en alguna ocasión?
Que la magia de Londres se debió, sin duda, a vuestra presencia.
Que para mí se abrió el cielo al recorrer sus calles con vosotras; y que su esencia me la traje para casa con la esperanza de volver.
Que no había experimentado felicidad mayor al visitar una ciudad como la vivida en Londres, tanto por su urbanidad, su gentío, su indolente saber estar...

Que regresar se ha convertido en una cuestión vital para mí pues, si bien es cierto que regresar a Barcinona es lo más grande que me pasa siempre que salgo de viaje; volver a Londres, ahora, me hace sentir lo mismo: que es mi casa, que tengo un lugar donde descansar y mirar la vida pasar.

p.d.: para cuándo la próxima salida mujeril??

p.d.2: M, ves como no es tan difícil dejar tus comentarios!!!

C. Chase dijo...

Hola, Tara. Gracias por pasarte, por el ofrecimiento de ayuda, y por el apoyo y los deseos de buena suerte.

Ante todo, darte la bienvenida al Far West. Las goteras en la azotea están infravaloradas. Sin ellas no podrían vivir los pequeños ácaros que pueblan las humedades.

Espero que lo pasaras bien por Londres. Yo estuve allí hace dos años.

Para lo de los antidisturbios, te aconsejo que no veas a un psicólogo. Te cobrarían un pastón para decirte lo que ya sabes.


En cuanto a lo de Pontevedra, amor a quemarropa.

Jazziturno dijo...

Jajajajaja, si descubro cuáles de los globos que están en el techo son tuyos... ¡Prometo bajarlos para tí! Dame alguna pista... ¿Tienen pecas?

:)

Tara dijo...

¡Qué va, Jazziturno! en el techo-cielo de los globos no hay ninguno de los míos...
todos los que me compraron, acabaron sus días en mi casa, en el techo-cielo de mi habitación...
pero me parece que en el video reconocí alguno de mis amiguitos de infancia... ¡qué se aguanten y que se los busquen ellos!

Pipero dijo...

72 horas pueden dar para mucho y Londres, como cualquier gran ciudad europea tiene mogollón de sitios que ver aparte de los típicos (Torre, Parlamento, etc...), ¿Estuvisteis en alguno de los mercados (Camden por ejemplo)?

Tara dijo...

Sí señor, estuvimos en Candem, y quedamos gratamente impresionadas. Ni que decir tiene que, como buenas mujeres, compramos de todo en apenas unos minutos... suerte que el viaje sólo fueron 3 días!!