sábado, 1 de noviembre de 2008

Susto tú, susto yo

Desde que voy sin cabeza por el mundo me he acostumbrado a ahorrar luz eléctrica. Si no enciendo las lámparas ni el ordenador, la migraña me respeta a medias. Pero esta nueva situación sólo la conozco yo y los que me leen compulsivamente. Por eso hay que ser tolerantes con las pobres criaturas que te descrubren, sin trampa ni cartón, un vulgar viernes por la noche, siendo éste, para más inri, día de Halloween.




Que Sondrina volvía, lo sabía ella. Que yo estaba en casa, a oscuras y cercenada, sólo yo (¡me repito!).
Cuando oí abrirse la puerta, me asusté y corrí, como alma que lleva el diablo, hacia el intruso blandiendo las tijeras (como Eduardo, ya no me separo de ellas) y gritando como una posesa.

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!


Lo de los gritos resultaba patético porque parecían efectos de sonido provenientes de la propia casa ya que la cabeza estaba tirada en la cama y, desde la puerta, era difícil verla.
El intruso, a todo ésto, muy corpulento y con algunos añadidos que rodaban sin grandes dificultades, encendió la luz con mucha sangre fría.

- ¡¡Mala bestia!! ¡¡Mis ojos!! -aullé yo, corriendo a por el loctite y la cimera.

- ¡¡No cabesa!! ¡¡No cabesa!! ¡¡Aaaaahh!!

- ¡¡La bruja aún no sabe hablar castellano, joder!! -me dije, mientras me colocaba los pelos en su sitio.

- ¡¡Alegra yo, alegra yo!! -se abrazó a mi chepa de un brinco.

- ¡Que sí pesada, que yo también me alegro de verte!

- Je se bojati da te vidim bez glave, ali sam sretna.

- ¡Que no me hables en croata, coño, que no te entiendo!

- ¡Félis... yo félis! Ja, ja, ja... ¡Kontent, kontent!



Sondrina se pensaba que con tanta alegría me iba a olvidar de lo que había intuido en su silueta; por eso, despuéss de zafarme de su abrazo, regresé a la puerta y me encontré con dos baúles (como los de Karina, de grandes) y una maleta XXXL.

- Nena, ¿de dónde has sacado todo esto? ¿No lo habrás robado, verdad? ¡No me lo digas! ¡No quiero saberlo!

- Tu no enfadar, aaaah!!... odjeću, obuću, torbe...

- ¡¡Que no me lo cuentes!!

Y nada, oye, que me lo contó todo... que si una partida de bacarrá en el casino de Montenegro,... que si unos saltimbanquis camuflados de toreros en un circo rumano,... que si unos días de vacaciones en Montecarlo con el nieto de la yaya Marisca...

¡¡¡¡¿La yaya Marisca?!!!

10 comentarios:

Anti-Yo dijo...

jjejeje... tenia ganas de hablar!
por cierto, es verdad que a oscuras se lleva mejor el dolor de cabeza.. conozco a alguien que padece jaquecas continuamente.
Salu2

mf dijo...

No le da vergüenza a tu Sondrina de arrejuntarse con el nieto que quemó a la pobre yaya Marisca??? Donde iremos a parar!!!
Besotes

karmeta dijo...

¡Qué alegría oír hablar otra vez de la yaya Marisca ( mi yaya preferida)! Cuánto añoro sus historias. Por cierto, ya se ha restablecido de sus quemaduras?

P.D: Para los que no conozcáis a la yaya Marisca, os remito al post titulado "De flotadores" que escribió Tara en abril. No tiene desperdicio. Os recomiendo su lectura.

Tara dijo...

Gracias Karmeta por recordar viejos tiempos!!
en unos días la yaya Marisca volverá a resurgir de sus cenizas (nunca mejor dicho) porque hay que acabar de contar la historia de Montenegro y no te puedes fiar sólo del testimonio de Sondrina porque cuando se pierde en croata no hay forma de encontrarla.

K, me alegra haberte reencontrado.

ALOMA69 dijo...

¿Es que ya nadie celebra la castañada? Se impone lo yanqui sin remedio ni compasión.

Espero encuentre pronto, remedio para aliviar esos dolores de cabeza.

Abrazo!

Tara dijo...

Estamos en ello, Aloma.
desde el otro día ha mejorado mucho, espero que me dure!!!

C. Chase dijo...

La única razón es que ellos diferencian marcas;
yo marco la diferencia.

cruasan dijo...

ains, lo bonito que es el último disco de The Cure

Tara dijo...

oooooooohh!!!!! si que es bonico, sí, crusi querido y echado muy en falta!!!!
pasé por caja el otro día y también me llevé el de Keane, que ya sé que reniegas pero que también és muuuuuuuu bonico!!!

doc.jkl dijo...

Pues para andar sin cabeza lo haces muy bien... si la tuvieras en su sitio no te digo na...
Cautivador el "M3" rojo refulgente... y contigo dentro... la bomba.
(yo diría rojo fuego… ¿quizás como su dueña?)

doc.jkl