martes, 6 de enero de 2009

Marina

Mi amigo Óscar es uno de esos príncipes sin reino que corren por ahí esperando que los beses para transformarse en sapo. Lo entiende todo al revés y por eso me gusta tanto. La gente que piensa que lo entiende todo a derechas hace las cosas a izquierdas, y eso, viniendo de una zurda, lo dice todo. Me mira y se cree que no le veo. Imagina que me evaporaré si me toca y que, si no lo hace, se va a evaporar él. Me tiene en un pedestal tan alto que no sabe cómo subirse. Piensa que mis labios son la puerta del paraíso, pero no sabe que están envenenados. Yo soy tan cobarde que, por no perderle, no se lo digo. Finjo que no le veo y que sí, que me voy a evaporar…


Carlos Ruiz Zafón. Marina. Barcelona: Edebé, 2003. 286 pág.

6 comentarios:

C. Chase dijo...

Bolonia es una mierda. Al menos la música con la que lo están orquestando.

Lo mires por donde lo mires.

A no ser que seas Mrs Privatización aka desEsperanza Aguirre.

Fuxia Magellanica dijo...

Tara...

Eres tan dulce, primero gracias por tus cálidas palabras que dejaste en mi casa...

Me fascino lo que escribiste...¡¡¡es impresionante como puedes escribir tan lindo!!! me encantaria tener ese talento...ya que las letras son capaces de llevarnos s mundos increibles...


Te sigo leyendo

Fuxia

ALOMA69 dijo...

Pues esta vez ZAFON promete de verdad, me la apunto.

Qué tal las fiestas?

Abrazo!!!

Tesa dijo...

Seguí la huella que dejaste en mis moreras y que me condujo a tu azotea. Y aquí se respira aire fresco, sutileza, ironía y talento para comunicar.

Espero que nos vayamos conociendo.

Besos, Tara.

Tara dijo...

Querida Aloma, "Marina" me enganchó desde la primera letra.
"La sombra del viento" consiguió atraparme sólo por Carax, y porque era la lectura veraniega del club de lectura al que asistía.

Y en cuanto a las fiestas, bien gracias, pero sólo por las vacaciones no por los festejos superficiales que tienen cabida en esos días.


Bienvenida Tesa, una alegría verte por esta azotea tan particular.
Regresa cuando quieras!!

Ramón Arbe dijo...

Marina es Marina,
es solo un nombre,
un nombre que evoca el mar.

Evoca las olas de la Luna...
esa vida que transcurre,
en un segundo de eternidad.

El mar es zurdo,
estoy seguro,
esta lejos del paraíso,
siempre busca un pedestal,
lo asalta, trepa por él,
se evapora,
lo conquista cuando puede.

El Mar tiene nombre de mujer,
envenenado a veces, ciego...cobarde…
pero es el mar, nuestro mar.

El mar se llama Marina, doy fe…
y es eterno.

Yo no lo soy, lo se…
pero tampoco me importa,
se que me voy a evaporar,
antes de tener un nombre…

Un nombre como…Marina