lunes, 15 de marzo de 2010

Canasta


Lista de lesionadas:
- Pilar, esguince de grado tres, dos semanas de baja (o más)
- Cristina, rotura del ligamento interior cruzado de la pierna derecha, seis meses de baja
- Leoncia, dislocación del hombro derecho, una semana en observación
- Carmencita, gripe, una semana de baja
- Pepita, gripe también, idéntico pronóstico

El miércoles pasado se tuvo que aplazar la partida por incomparecencia. Nunca nuestro equipo de canasta había sufrido un golpe tan duro y de un día para otro.
La yaya Marisca, nuestra mecenas incondicional, estaba muy compungida; y yo... yo estaba estresadísima recogiendo del suelo a todas las abuelas que patinaban sobre la nieve sin la equipación reglamentaria.


A la lista de bajas habría que añadir la relación de contusionadas de diferente índole (incluída la que escribe) que también sufrieron en carne propia los efectos de la nevada. Pero daría como resultado un post demasiado monótono a la par que extenso (y tampoco es cuestión de aburrir al personal).

Ahora que toda el agua acumulada ya se ha fundido y las goteras se precipitan aquí y allá con entusismo poco disimulado, habrá que hacer balance y decidir qué hacemos con la liga de canasta oficial de nuestro barrio.
Los kilos de escayola, los mocos sueltos y los quejíos dolorosos son algo harto difícil de compaginar con cartas marcadas, meriendas bajas en azúcar y dentaduras postizas.



¡Ya os contaré!

2 comentarios:

Tesa dijo...

Sin ningún percance debido a mi crianza en la sierra de Guadarrama, sé tratar con la nieve. me volví loca y corrí desde mi casa hasta la playa trantando de inmortalizar algo tan efímero como la nieve a lado del mar.

En mi blog de fotos dejé algunas de la tomas,

http://elnadadordeniquelfototesa.blogspot.com/

Regreseé a casa congelada, pero sin fisuras.

Espero que toda la tropa se recupere pronto y podáis reuniros de nuevo.

Un beso,Tara

MF dijo...

Que curioso... ¡Yo también hice una foto de mis pies sobre la nieve! Supongo que como tú, no podia creerme que no me cayera camino a casa.