miércoles, 1 de septiembre de 2010

Mi charca

Hace unos días un amigo me dijo…

“Caigo yo en la cuenta de que en tooooooooodo el tiempo que te conozco jamás de los jamases te he visto más allá de las puertas de la universidad, y claro, uno empieza a hacerse preguntas y a plantearse hipótesis.
Para mí la más plausible es que una especie de hechizo cayó hace años sobre ti, convirtiéndote en sapo o rana en el caso de aventurarte más allá de aquellos bloques de cemento de la universidad.
Así, por esa condena, vas a escondidas de la biblio a alguna charca contigua a cazar mosquitos y refrescarte para volver de nuevo a tu encierro entre libros y estanterías donde inventas virtudes, perfumes y demás historias baldías.
¿No quedan ya príncipes para besar morritos de batracios y así deshacer hechizos?
¡¡Por Dios, qué mundo éste!!”




Y yo le contesté…

"Cuando salgo de la uni y regreso por arte de birli birloque a mi querida charca, entre nenúfares, mosquitos y demás ranitas toca bemoles, ¡cuan grande es mi alegría!
Voy saltando entre el verde, salpicando mis ancas mágicas, y la humedad convoca las musas, con las que hago corrillo y fiesta para inspirarme de virtudes y demás substancias hechizadoras.
Si no fuera así, todos los días de mi vida, no podría regresar con vosotros los humanos, … ¿quién podría aguantar tanta tontería junta en un espacio tan reducido y, encima, tan mal ventilado como es una biblio?
Además, muchacho, los príncipes-besa-boquitas-de-ranas no existen. Que te lo digo yo, que de eso sé un mundo.
¡¡Ay, criatura, si hasta entre mi raza viscosilla sobran los atontados mariposones!!"

9 comentarios:

DOLORES dijo...

Si sois colegas hace tanto tiempo y se ha fijado en tu enclaustrada vida, quizá esté pensando en ser él, el principe que bese esos morritos de batracio.

Manel dijo...

Ay, Dolores! Con lo q han cambiado los cuentos en estos dias q corren!
Te remito a 'La Cenicienta q no quería comer perdices' de Nunila López y Myriam Cameros, q no te narro aquí por aquello del copyright. Término éste q la autora de este blog confunde con el copyleft al publicarme sin permiso ni consentimiento. Curiosa dislexia la de nuestra amiga! :)))

Ahora la bella durmiente y caperucita se van a vivir juntas y han cambiado el prozac por otras hierbitas, pinocho está en un tratamiento gestalt para dejar de decir mentiras y las ranitas deciden por su cuenta a quien darles sus lenguetazos pegajosos.

Besos!

DOLORES dijo...

¡Tara! Tendrías que ser más prudente, ya que al parecer hay riesgo de veros en los tribunales,je, je,. Sigo a Nunila y Myriam en cuentos y su blogs. Arrebatándoles sus inspiraciones me tomo la licencia de poner título a tu comentario
"El hombre que dejó de ser invisible". Espero que este atrevimiento, porque yo no cunfundo el copyright y copyleft,no sea denunciable. Agur
Besos Tara

Tara dijo...

estoy pensando seriamente en censurar los comentarios que se van recibiendo...

es broma!!! ;-))

ay Dolores, me gusta tu título y hasta puede que tengas razón cuando dices que a lo mejor mi amigo (al que más abajo contestaré como se merece) sea el que quiere besar a la rana...
pero aquí la rana, es mucha rana y no está por la labor social de repartir afecto sin ton ni son


Manel, ni que decir tiene que se acabaron las meriendas bajo el guindo...
cómo puedes tener la desfachatez de pregonar a los 4 vientos que NO te pedí permiso para publicar lo que tan lindamente me escribiste????
que no me ponga yo también a escribir "cuentos" alternativos sobre ranas mutantes y asesinas...

pero tengo mi corazoncito y te aprecio (aún no sé cómo), allá por el fondo, muy al fondo...

El hombre que dejó de ser invisible dijo...

Mis disculpas públicas, Tara. Efectivamente te di permiso (tácito) para q colgaras la historia de prícipes y ranitas. A mis dos neuronas, q no se hablan entre sí, se les debió pasar por alto. Pero, ¿y lo q me rio intuyendo cómo te sulfuras y pataleas panza arriba con tus ancas hasta el delirio??? Eso no tiene precio, aunq a partir de ahora tenga q sacrificar las tardes de té y crusán en la biblio contigo. De hecho, después de leer tu última entrada en el blog sobre las cabezas cortads... siento hasta alivio!! :)))
Ya me dirás en qué nenúfar de la charca te dejo el librito q me prestaste para cuando me lo acabe!! ;)))
Dolores, me alegra q conozcas a Nunila y Myriam. Siempre me recuerdan mucho a un local de mujeres q conocí en Madrid http://www.unapalabraotra.org/entredos/ Si pasas por allí te recomiendo una visita.
El título q me pusiste tb me gustó, aunq reconozco q sí me gustaría tener ese don en más de una ocasión!! Pero no desespero. Sigo con interés los avances de la nanotecnología, y quizá algún dia lo consigamos!

Besos!

Manel dijo...

Manel, el pintado de azul quiere dejar claro lo seguiente:
El "Manel" que deja comentarios en "negrita", nada tiene que ver con el "Manel" en color "azulado" que deja comentarios en este recuadro u otros recuadros.
Únicamente la coincidencia del nombre.

DOLORES dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DOLORES dijo...

Manel, pintado de azul, jejej. Haces lo correcto al poner esa nota aclaratoria. Te sigo, conozco tu estilo, me encanta!! Pero somos muchos los que paseamos por las horas del sol ponientes. Besukis

Manel dijo...

Para DOLORES azulada;me sigues, dices. Yo, torpe de mi, no puedo acceder a ti ni pinchando el azul de mar que adorna tu nombre con dolor.
¿Como puedo llegar a ti? Me refiero a conocer tu blog.