miércoles, 6 de enero de 2010

Reyes incendiados


Me estoy tomando una tila.
Debo relajar los satélites interconectados que pululan alrededor de mi pobre cabeza.



Pero, mientras eso pasa, alguien podría explicarme…

¿por qué los gitanos rumanos tuvieron que quemar su casa, precisamente esta tarde, con el lío que tenemos en el vecindario con tanto niño y tanto regalo suelto?
¿están cabreados porque los han desahuciado? ¿y qué culpa tenemos el resto de mortales?

¿por qué los bomberos, la guardia urbana, los mossos d’esquadra y los sanitarios han acordonado toda la manzana durante, siendo generosos, casi tres horas?
¿por qué, si eran las 4 de la tarde y se veía perfectamente, por qué, repito, los bomberos entraban y salían de la casa con las linternas encendidas? ¿influencia del CSI?
¿quién me saca el olor a quemado de la ropa que tenía tendida en el balcón?

¿por qué a la gente le gusta fardar de cámara de fotos, de vídeo o de móvil de última generación? ¿es necesario que el escenario de un crimen tenga más destellos por segundo que estrellas muertas se cuentan en el firmamento?

¿era pedir demasiado tener un día de reyes tranquilo, jolines?




En fin, mañana intentaré resolver por qué los dichosos satélites me persiguen a mí y no le van a dar por saco a otra.

4 comentarios:

verdial dijo...

Pues que pesadilla ¿Es real?.

Un abrazo

Paprika Jonhson dijo...

humo, por todas partes

Tara dijo...

señora Verdial, sí que es real... tan real como la vida misma

y humo, Paprika, mucho humo... y también agua, mucha agua corriendo por toda la calle, tiñendo el asfalto de más gril cobalto

una delicia!!

Ermo dijo...

mi casa se quemó en nochevieja; cuando volví de madrugada encontré a los bomberos en la puerta.

(aún me estoy riendo con lo de "jolines")