miércoles, 16 de abril de 2008

Horteradas

El domingo por la mañana tenía concierto en l’Auditori. Programa 25 de la temporada: Abertura y Bacanal de Tannhäuser, de Richard Wagner; y Rapsodia sobre un tema de Paganini, de Serguei Rakhmaninov.
No estuvo mal del todo: el trabajo de la orquesta fue correcto, intenso en algunos momentos; pero, para mí, le faltó sentimiento. Eché de menos al director titular, el japonés Oue: fascinan tanto sus movimientos y sus gestos que anhelas la fuerza que despiertan en la música.

Y esa falta de motivación me permitió fijarme en los peinados enlacados de las señoras, en las coronillas resplandecientes de algunos señores y, sobre todo, en la Blancanieves y los siete enanitos de la mujer sentada delante de mío.


Garratibada y esmaperduda me quedé al comprobar que un traje de Burberrys en rojo y negro se puede "orterizar" hasta grados insospechados con una camisa blanca que lleva tatuada en la espalda una blanca niña y sus 7 amiguitos. Bordados de alta resolución colorística que distraen tu atención a cada compás de la orquesta.
De tanto mirar a los enanos, al final, podía verlos bailar por la superficie de la tela bajo la atenta mirada de Blancanieves.

Pero lo peor vino al final, a la salida de la sala. Las personas que caminaban detrás de ella, por los pasillos, se echaban encima de su chepa para mirar los dibujitos mientras los reseguían, incrédulas, con su dedo índice.
Y algunos se tropezaban; y otros se reían, descaradamente, de tamaña absurdidad. Pero todos coincidíamos en lo mismo: ¡¡QUE-LA-DE-TEN-GAN!! Es una mamarracha, hortera desquiciada… ¡¡Vete a una tienda y compra ropa de tu edad!!

7 comentarios:

karmeta dijo...

¡Qué recuerdos me trae Tannhäuser! (sobre todo los coros). Bellísima ópera.

Parece ser que la gente no sólo se disfraza en bautizos, bodas y comuniones, sino también para ir a un concierto (¡Válgame Dios!). Pero lo peor de todo es lo ufana que va la gente así ataviada, pensando que son la crème de la crème de la societé, cuando son motivo de pública mofa. ¿Será un mal endémico o esto tiene remedio?

Saludos

crusiluz dijo...

Cuánto daño ha hecho la Obregón!!!!

Tara dijo...

La señora supongo que no se creería de la alta costura, pero sí de la muy alta crema social. Pero igual que no tenía un cuerpo agraciado para lucir un Burberrys original (y ya no entro a valorar si el modelito era digno de mención o no) tampoco lo tenía para lucir semejante horterada y, encima, ponerse como una mona cabreada al oir los comentarios burlones de la gente.
La Obregón ha hecho mucho daño pero también las academias que enseñan a bordar, pues podían actualizar los modelos a copiar.
¡Dónde iremos a parar!

Anónimo dijo...

Obro el mail... Com sempre, amb una setmana de retard. 34 correus :-o Ah! i un altre d'aquells powerpoints graciosos... "tonterias varias" ...però...sorpresa! Em tobo visitant aquest fantastic espai.
Un terrat amb goteres diuen... Però quin terrat! No és un terrat qualsevol. És un jardí ben cuidat i adobat amb cura. Aquí hi creixen plantes rares i exòtiques sota campanes de cristall. Per les "goteres" es filtren cap a l'exterior el seu perfum delicat i jo m'ajupo a ensumar-les.
Aaaatchoum! Ostres! Aquesta m'ha picat al nas! jajaja
Gràcies per la invitació. Serà una delícia poder entreveure el que passa aquí dintre. :-) Felicitacions.
Ah, per cert, Tara, em sona la teva cara... no seràs tu la que em saluda cada dia per la lluerna del meu batiscaf?

Tara dijo...

Doncs ja pot ser... que sigui jo la que et saluda!!! M'agrada veure les teves ganyotes a través del vidre del batiscaf. Gràcies per participar de l'humitat d'aquest espai, vigila amb els cables i no et piquis!!!

Y aprovecho para añadir una addenda al post: ¡He vuelto a ver a la inefable señorona-burberrys!. En esta segunda ocasión, ha cambiado la troupe de Blancanieves por el insufrible pato Donald; y la chepa por la pechera. Un claro intento de mirar al enemigo cara a cara. ¡A ver quién es el guapo que le mete el índice en la pitrera!

Salud!!

katiuska dijo...

Bé, si tens enveja de la teva veina d'abonament, no dubtis a visitar el catàleg on-line de la marca "Baby, The stars shine" http://www.babyssb.co.jp/.

Tenen un assortiment molt ampli de roba i tota mena d'accessoris molt refinats (no penseu malament).

I, a títol il.lustratiu, m'agradaria adjuntar una foto del cartell de l'exposició Identitats de la Tomoko Sawada a l'Espai 13 de la Fundació Miró però aquest maleït blog no em permet cap alegria!

Tara dijo...

Katiuska, ja he vist la foto de la qual parles i no té desperdici. Però les noies que porten aquesta horterada de roba i osets de pelux són més joves que la dona-walt disney. I no dic amb això que en una joveneta tot està permès perquè no és així, sinó que el ridícul és molt i molt diferent; i la "vergüenza ajena" també.
I tens raó: en els comentaris no es poden afegir fotos... una llàstima evidentment!!